viernes, 30 de diciembre de 2011

El secreto

Lo que estás pensando y sintiendo hoy está creando tu futuro. ¿Cómo estás creando tu año 2012?



Este es el proceso que te ayudará a crear 
un futuro positivo:
1. Pídelo
2. Créelo
3. Recíbelo

martes, 27 de diciembre de 2011

Pensamiento positivo de hoy

‎"Para evolucionar hay que amar y perdonar !! Albergar en nuestra mente, pensamientos positivos, generar siempre deseos de prosperidad y bienestar para los demás, es la ley de la atracción." Carlos Casanti

Hoy preparándome para el año nuevo, medito y reflexiono en lo que tenga que perdonar para dejar atrás cargas innecesarias y poder prosperar.

lunes, 12 de diciembre de 2011

Yo soy lo que pienso

"La gente se molesta no por cosas, sino por cómo ven las cosas." -Epicteto
La mayoría de nosotr@s hemos crecido creyendo que nuestras emociones son el resultado de eventos en nuestra vida. Si cosas buenas pasan estamos felices y si cosas malas pasan estamos enojad@s o tristes. Como resultado de esa creencia invertimos gran esfuerzo en re-arreglar las circumstancias de la vida para asegurar nuestra felicidad.

Vivimos con esta noción equivocada de que todo está OK si hay dinero en el banco, si los pagos están hechos, si nuestra pareja está receptiv@ y prestándonos atención. Hemos sido socializad@s con la idea de que en eso está la felicidad, así que somos optimistas ingenuos.

El bombardeo de la cultura y los medios nos envian mensajes como estos: Si no eres feliz, trata esta dieta y verás resultados físicos que te harán sentir feliz. Si no eres una persona popular, compra este auto y la gente comenzará a notarte. Si no puedes dormir, compra esta pastilla. Si no estás conforme con tu cuerpo, toma esta pastilla que en cuestión de días o semanas comenzarás a ver los resultados. Los ejemplos son muchos más y la lista puede extenderse sin fin.

La realidad es que nuestras emociones y nuestro comportamiento no tiene que depender de lo que pasa a nuestro ambiente. Podemos comprar el carro del comercial y aún ser infeliz. Podemos hacer la dieta y aún sentirnos sol@s. Podemos tomar las pastillas que sean, y aún sentirnos descontent@s. ¿Cuál es la razón? Algo más es lo que determina nuestras emociones y comportamiento. Teoristas cognocitivos sugieren que nuestros pensamientos y sistema de creencias es lo que determina todo. Estos pensamientos y sistema de creencias son formados con lo que nos decimos a nosotr@s mism@s.

El ABC de nuestras emociones

Las circumstancias o eventos activadores los llamaremos A. Esto incluye todo lo que pasa en nuestro mundo. La tendencia natural en las personas es culpar estos eventos activadores por causar que nos sintamos de la manera que nos sentimos. Estas emociones y comportamientos de consecuencias las llamaremos C.

A = C 

Por ejemplo: si alguien no contesta mi llamada telefónica, muy pronto comienzo a sentirme rechazada y dolida. Eso es como decir:

A (falta de respuesta a mi llamada telefónica) = C (me siento   
                                                rechazada y dolida)

Otros ejemplos podrían ser:

Saqué una D en el exámen = soy bruta
No me invitaron al BBQ = me siento sola y rechazada
No me dieron aumento de salario = pronto voy a perder el trabajo
No puedo conseguir otro trabajo = ya no soy buena para nada
Mi pareja no me expresa cariño = ya no me ama

Una vez más los ejemplos son innumerables que se pueden poner dentro de los paréntesis:

A (   ) = C (   )
A (   ) = C (   )
A (   ) = C (   )

¡Cuando aceptamos esta fórmula estamos ignorando el ABC de nuestros sentimientos! Si sabemos el abecedario, sabemos muy bien que entre la A y la C hay una B. La se refiere a nuestro sistema de creencias, nuestros pensamientos, nuestros patrones, nuestra conversación con nosotr@s mism@s... lo que repetimos en nuestra mente.


Epicteto, el filósofo griego, dijo "La gente se molesta no por cosas, sino por cómo ven las cosas."  Parece que él entendió que  que en cada situación, nuestras respuestas son basadas en como escogemos interpretar el evento. Eso que escogemos crea nuestras emociones. Proverbios 23:7 también nos dice: pues como piensa dentro de sí, así es.

Esto en teoría es fácil de ver. Lo difícil es darse cuenta de cómo esto está afectando nuestro diario vivir, si no recordamos que este modelo está vivo en nuestra vida diaria. ¡Cuán difícil se me hace a mí estar consciente a diario de que YO PUEDO CAMBIAR MIS PENSAMIENTOS! No tengo que dejar que mis pensamientos me lleven a interpretaciones, comportamientos y sentimientos negativos. Mis relaciones con las personas que amo serían mucho más positivas si yo practicara el manejar mis pensamientos para que a su vez cambien la manera de interpretar eventos. 

miércoles, 30 de noviembre de 2011

Esta noche he encendido varias velas

Esta noche he encendido varias velas las cuales he acompañado con oraciones breves que salen de mi corazón. ¿Sabías que aquí puedes encender una tú también? Busca el logo de la vela en la columna izquierda que dice "Enciende una vela" y tómate un tiempo para seguir los pasos en meditación y oración. Dios te bendiga y escuche tu oración esta noche.

Dios no puede tomar control de alguien que no está en control de sí mism@

Leyendo el libro You Are What You Think, (Eres lo que piensas), escrito por David Stoop, Ph.D. encontré esta ilustración y decidí detenerme a procesarla. Me pareció sumamente novedosa la idea de presentar a Dios incapaz de hacer algo. Toda la vida hemos afirmado en fe que Dios es capáz de hacer todo. Mucho que cantamos y repetimos, afirmamos y creemos que Dios es Omnipotente, que todo lo puede. Así cuando Stoop dice que Dios no puede tomar control de alguien que no está en control de sí mism@, he tenido que para a ¨masticar¨ esto bien y aplicarme el cuento porque si algo yo quiero en esta vida, es que Dios esté en control de mí. 

Hay dos respuestas opuestas que se asumen cuando se está confundid@ por sentimientos y emociones. O nos sentimos abrumad@s, haciendo que nuestros sentimientos se desparramen alcanzando la gente que tenemos a nuestro alrededor, enredándoles en un drama confuso; o nos tornamos en personas que controlan excesivamente, aguantando fuertemente las emociones adentro mientras atentamos controlar cada detalle de nuestro entorno. 

Ver estos dos estilos de control imagínate que estas manejando o guiando un carro. Sólo tú sabes cómo manejarlo. Mientras vas por la carretera de repente te senties abrumad@, así que decides poner el carro en control de crucero (cruise control) y saltas al asiento trasero mientras el carro está en movimiento. En seguida comienzas a gritarle a Dios, a tu compañer@, a tus hij@s, a tu padre y tu madre, o a tod@s los mencionad@s. "¡Ustedes tomen el control! Yo ya no puedo manejar esto!"

Mientras el carro va sin control, chocando con otros carros, atropellando a peatones, y rebotando de edificios, estás ahí sentad@ en pánico diciendo: "Alguien por favor tome el control de esto." A lo mejor Dios mismo está sentad@ contigo en el asiento trasero. Pero todo lo que puede decir es, "¡no puedo ayudarte aquí atrás!" y explica, "mientras estés en el asiento trasero no puedo ayudarte. Sólo puedo ayudar si estás en el asiento del conductor/a."

Si estas sobre controlando, la respuesta es la opuesta. Nunca dejas el asiento del conductor/a. Sin embargo, mientras manejas, Dios, o quien quiera esté cerca sugiere que te detengas o que conduzcas más despacio y en lugar de responder a ese pedido, entras en pánico y aceleras haciendo mil maniobras para evitar chochar. Si necesitas ir a la izquierda, entras en pánico y te paralizas. No puedes hacer el viraje, así que  estrellas el carro a lo que esté de frente. 

La única manera de poder manejar el carro es tomando el control. De esa manera si alguien sugiere que vayas más despacio, puedes hacerlo. Si necesitas hacer un viraje, estás en todo el control de así hacerlo. Eso es auto-control. De esa manera es que se supone vivamos nuestra vida: ejerciendo auto-control para poder estar en control. 

Stoop dice que a lo largo de los años ha escuchado una y otra vez en muchos estudios bíblicos y sermones que debemos dejar que Dios tome el control de nuestras vidas. Yo misma recuerdo haber predicado sermones sobre dejar a Dios tomar el control y ejercer nuestra fe en acción. Sin embargo yo concurro con Stoop que eso es como decirle a la persona abrumada sentada en el asiento de atrás que deje a Dios manejar el carro por él o ella. Dios no va a manejar el carro por nosotr@s, ya lo hemos visto. O eso es como decirle a la persona sobre-controladora que escuche cuidadosamente a las direcciones. No puede, está en pánico. Muy pocos de esos sermones y estudios bíblicos señalan que Dios no puede tomar el control de alguin que está fuera de control. Por eso es que nos frustramos en nuestros intentos de dejar que Dios nos guie. Si estamos fuera de control estamos en una posición fuera de la ayuda que Dios quiere darnos. 

En Gálatas 5:23 el apóstol Pablo menciona el auto-control como parte del fruto del Espíritu. Tener auto-control es estar dentro de lo que Dios planificó para nosotr@s. 

Stoop hace al principio del capítulo primero a Proverbios 25:28 "como ciudad sin defensa y sin murallas es quien no sabe dominarse.

Este libro es auto-ayuda porque presenta maneras de cómo tomar el control de tu propia vida. Muchas veces no podemos cambiar las circunstancias a nuestro alrededor, pero lo que sí podemos hacer es mirar y analizar nuestras debilidades para construir estrategias de auto-control. 

¿Con qué estilo manejas las presiones que se te amontonan? ¿Sobre controlas o te sientes abrumad@? ...para pensar y analizar.

La próxima vez comparto un cuestionario para poder identificar la respuesta a esas preguntas.  

martes, 29 de noviembre de 2011

Una oración a Dios en tiempo de sequía

¿Por qué voy a inquietarme? 
¿Por qué me voy a angustiar?
En Dios pondré mi esperanza,       
y todavía lo alabaré.       
¡Él es mi Salvador y mi Dios!
Salmo 43:5


De vez en cuando en la vida tod@s atravesamos por temporadas de sequía espiritual. Las mismas no discriminan. No importa si eres una persona de gran devoción a Dios o no. Estas sequías espirituales son precipitadas por situaciones fuera de nuestro control que hacen nuestro mundo temblar inestablemente. Ya sea que hayamos perdido a una persona amada, o tengamos crisis en el trabajo, o estemos pasando por alguna enfermedad. Durante este tiempo tan árido a veces se hace hasta difícil orar a Dios y esto puede hacernos sentirnos aún peor, porque se suma la desolación y desesperanza. 

Aunque terrible esa descripción, no es inusual. Tod@s en algún momento hemos pasado por situaciones similares. Much@s grandes personajes de la fe experimentaron el mismo sentimiento de pérdida, la falta de dirección y un tiempo de sequía espiritual.  El mismo salmista David en muchos salmos expresa sentimientos de tristeza y depresión motivados por la traición, adversidades y hasta sus propios pecados. 

Lo importante es no rendirse. Aunque se sienta que se está funcionando como un autómata, que se está fuera de control, hay que persistir en la oración. ¡La fe y la vitalidad regresarán! Dios no se olvida de tí.

Espero al Señor, lo espero con toda el *alma;
      en su palabra he puesto mi esperanza.
Espero al Señor con toda el alma,
      más que los centinelas la mañana.
      Como esperan los centinelas la mañana.
Salmo 130:5-6

lunes, 28 de noviembre de 2011

Entendiendo nuetras emociones

Para poder entender nuestros pensamientos y lograr modificarlos de manera que en lugar de ser pensamientos que nos controlen negativamente, sean pensamientos positivos que nosotr@s dejamos fluir en nuestra mente, tenemos que entender nuestras emociones. En mi reflexión de hoy sobre la lectura del libro You Are What You Think de David Stoop, comentaré la ilustración de las emociones comparadas con los colores primarios.

Stoop señala que las tres emociones primarias que experimentamos son: amor, coraje y miedo. Estas tres emociones pueden ser comparadas o representadas por los tres colores primarios: rojo, azul y amarillo. En cada color y tonalidad se pueden ver uno de estos colores o alguna combinación de los mismos. De igual forma en cada respuesta emocional que experimentamos en la vida se puede ver una de estas emociones o alguna combinación de las mismas. 
Para entender las tres emociones primarias, nos ayuda ver que las mismas tienen movimiento hacia cualquier dirección. El autor nos presenta un excelente ejemplo para que podamos ver esta manifestación de emociones. El amor es la emoción que siempre nos mueve hacia alguien o algo. Cuando amo a alguien, quiero estar con esa persona. Me muevo hacia esa persona. Quiero escuchar su voz y sentir su toque. Quiero sentir su amor y caricias y quiero que sienta las mias. Quiero mostrarle apoyo en momentos de crisis y de igual forma quiero sentir su apoyo cuando soy yo quien necesita. Si siento amor por algo, como por ejemplo el chocolate, -siempre me encontraré terminando en una tienda de dulces. El amor al chocolate me atraerá de formas que ni yo mism@ me daré cuenta. 

El movimiento del coraje no sólo es en dirección contraria, sino también hacia lo que produce ese coraje. El coraje es una emoción que separa. Me muevo hacia el objeto de mi coraje, pero con una marcada intensidad que lo mismo ataca que me hace huír o me separa. 

El movimiento del miedo siempre es el de huir o alejarse de lo que produce el miedo.

El coraje y el miedo son las emociones en direcciones opuestas que producen el síndrome de pelear/volar "fight/flight syndrome." El coraje nos prepara para pelear -a movernos en contra y nos aleja y nos empuja. El miedo me prepara para volar y alejarme de la amenaza. Tanto el coraje como el miedo son reacciones a una amenaza. Interesantemente, lo que pasa psicológicamente (en el cuerpo) cuando me da coraje es idéntico a lo que sucede cuando me da miedo. La diferencia está en mi percepción de la amenaza -cómo yo veo la amenaza. 

Esto se puede claramente por ejemplo si somos víctimas de una broma, y no sabemos que es una broma, inicialmente podríamos recibir la amenaza con miedo. Al momento en que nos enteramos de que es una broma y tal amenza no es real, inmediatamente de forma automática, sentimos coraje. 

Cuando le añadimos a estas tres emociones otros sentimientos, lo que se experimenta es mucho más complejo. Utilizamos la palabra sentimientos para describir: preocupación, culpa, ansiedad, tristeza, depresión, alegría, gozo, contentamiento, etc. En realidad puedo entender todos estos sentimientos si puedo entender primero las tres emociones primarias y cómo estas trabajan. Mi entendimiento de cómo se mueven me ayudará a identificar lo que siento cuando estoy atravesando por una serie de eventos en las que los tres sentimientos están trabajando al mismo tiempo. 

Otro punto importante que debemos entender sobre estas tres emociones primarias es cómo las mismas se relacionan al auto-control. Las emociones de coraje y miedo son reacciones a situaciones o personas amenazantes. El amor es una emoción de auto-control, porque cuando el amor es nuestra respuesta, somos capaces de actuar, no reaccionar a la vida. 

Me parece que un manejo saludable de estas tres emociones primarias es poder identicarlas en distintas instancias y expeciencias diarias, y poder discutirlas abiertamente. Es poder identificar por qué se siente la emoción o emociones combinadas, qué produce tal emociones,  y qué se necesita para sentirse segur@ nuevamente.  El tener un oído que escuche nuestro proceso de identificar esas emociones en un espacio seguro, sin juicios ni prejucios es importante para el buen manejo de esos sentimientos. Es sumamente importante que la persona que escuche tenga la capacidad de tener empatía y pueda honrar los sentimientos de quien los expresa. 

Me parece igual de importante que se pueda tener la misma expectativa de apoyo, sostén emocional y expresiones de empatía que se esperan de un@. Esto hace el balance en una relación de cualquier tipo. 

Recordemos que de la misma manera que la vida está llena de colores diversos, con la mezcla de tonalidades de los tres colores primarios, de esa misma manera podemos esperar que las tres emociones primarias estén presente en todas las experiencia de la vida. Seamos nosotr@s, como artistas que pintamos nuestra propia obra de arte, siendo esta la que llamamos nuestra vida, quienes decidamos los colores que usaremos y las manifestaciones que representaremos. 



sábado, 26 de noviembre de 2011

Eres lo que piensas / You Are What You Think

Hoy comencé a leer este libro y lo quiero compartir contigo. Me cayó en las manos en el momento que más lo necesitaba. Apenas estoy empezando la lectura y ya sé que va a ser de gran ayuda. Este libro se basa en la premisa de que la actitud que asumimos ante las diferentes experiencias de la vida lo es todo. 

Usualmente cuando nos encontramos atravesando por momentos de crisis emocional o espiritual y nos dicen que la actitud lo es todo, la pregunta normal que viene a la mente es ¿cómo? ¿Cómo cambio la actitud para hacer de esta situación una experiencia de crecimiento en la que pueda escoger pensamientos positivos; pueda responder en lugar de reaccionar a las circumstancias; pueda sobrepasar los sentimientos de culpa, coraje, ansiedad y estrés; pueda activar en mí el poder de la fe y muchas cosas positivas más.

Es usando el diálogo interno que podemos controlar la manera en que sentimos y actuamos. Tú puedes convertirte de una persona fuera de control, en una persona auto-controlada que puede hacer que sus emociones trabajen para tí, en lugar de que trabajen en contra tuya. Eres lo que piensas. 

Prometo escribir mis reflexiones de la lectura aquí para obligarme a repasarlas, aprenderlas, repetirlas y por supuesto beneficiar a toda persona que se atreve a embarcarse conmigo en esta nueva aventura de esperanza. Efesios 4:23 nos dice que debemos ser renovados en la actitud de nuestra mente. Dios nos bendiga y nos ayude para así poder lograrlo.

lunes, 21 de noviembre de 2011

Sólo por hoy

Sólo por hoy, no me preocupo.
Sólo por hoy, no critico.
Sólo por hoy, no me quejo.
Sólo por hoy, no me enojo.
Sólo por hoy, demuestro aprecio.
Sólo por hoy, trabajo duro sobre mí mism@.
Sólo por hoy, soy bondados@ con l@s demás.

jueves, 17 de noviembre de 2011

Cuando el coraje es inevitable

Hay ocasiones en las que vivimos injusticias que nos llenan de coraje, frustración y hasta rabia. Especialmente si sabemos que hemos sido blanco de opresión, mentiras y mal intención. Sentimientos como el coraje afloran y es totalmente normal. Sentimos ganas de llorar o ganas de gritar. Quizás sentimos ganas de tirarnos en la cama a llorar y llorar y llorar porque no hay nada que podamos hacer para arreglar lo que nos molesta.

Así me siento yo hoy. En las últimas semanas he estado pasando por momentos sumamente difíciles en el trabajo en donde he tenido que pedir ayuda y reclamar apoyo. Aún cuando las partes responsables han reconocido que no han podido ofrecer lo que necesito por no saber hacerlo, mi pedido se ha convertido en una oportunidad para represalias basadas en mentiras.

Tengo mucho coraje porque he tratado de aclarar las mentiras sin ningún éxito. Quien inventó la mentira se salió con la suya porque le creyeron.

¿Qué hago ahora? ¿Cómo libero mi mente, mi corazón y mi cuerpo de este tóxico veneno? ¿Cómo encuentro paz y balance otra vez? ¿Qué hago con toda esta energía negativa que paraliza mi espíritu y me ha drenado las energías del cuerpo?

El primer paso es haber escuchado a mi hermana Wally, cuando me dijo: desahógate, escribe en el blog, haz lo que tú le aconsejarías a otra persona pasando por una situación similar. Así que aquí estoy.

Comparto esto en el blog, porque me da la oportunidad no sólo de sacármelo de adentro, sino que también me permite reflexionar sobre cómo caminar hacia un estado más sano, liberando el coraje de mi mente y cuerpo, tomando acciones positivas que me resulten en pensamientos positivos.
En el Salmo 34:21 dice: "Al malvado lo destruye su propia maldad; 
y los que odian al justo recibirán condenación."
¿Tendré yo que preocuparme por la justicia que hace falta? Me parece que la misma porción de ese salmo afirma lo que conocemos comumente como "lo que aquí se hace, aquí se paga."

Levantaré mi frente bien alta porque en mi corazón sé que no he sido responsable, sé que yo he dicho la verdad de los hechos y aunque no me creyeron, Dios, que todo lo ve y que conoce los corazones sabe quién está mintiendo. ¿Debo preocuparme más por eso?  Creo que no.

Aún cuando todavía siento que he sido humillada y falsamente acusada, lo cual ha dejado un sentimiento de ineficacia, buscaré paz, reclamaré paz, declararé paz, afirmaré paz, viviré en paz y daré ejemplo de paz. Le pido a Dios que como resultado yo pueda ser gratificada con un nuevo lugar de trabajo en donde hayan relaciones laborales saludables y donde permee el respeto, un gran sentido de compasión y respeto para el prójimo. Que así sea...Amén.

viernes, 4 de noviembre de 2011


"Cuando me examino a mí mismo y mis métodos de pensamiento, llego a la conclusión de que el don de la fantasía ha significado más para mí que cualquier talento para el pensamiento abstracto y positivo." Albert Einstein

¿Será que Einstein se refiere aquí a fantasía como un 
sinónimo de sueños?
Tener sueños nos hace luchar para cambiar la realidad.
Tener sueños nos motiva a trabajar para obtenerlos. 
¡Que vivan los sueños y la fantasía! No te detengas hasta obtener ese sueño. Sólo tu arduo trabajo emocional y en acción lo hará posible. 

lunes, 24 de octubre de 2011

¡Lo hice, lo hice... corrí 10K!


 Ayer domingo tuve el privilegio de representar a mi iglesia en la caminata CROP WALK (www.cropwalk.com). Esta es una caminata auspiciada por el Church World Service para eliminar el hambre en el mundo. En esta caminata se participa teniendo gente auspiciando económicamente a cada persona que caminando con una promesa monetaria.

Yo tuve la bendición de contar con un excelente equipo de personas que recaudaron fondos para que yo caminar. El único problema es que yo caminaría sola. Créanme que el hecho de caminar sola me afectó al punto de que me hizo dudar si yo podía o no hacer la caminata y terminarla.



La caminata era de 10K de distancia, o sea, 6.2 millas. Hay 5 check points y en cada uno de ellos se debe colectar inciales o una ¨ponchada¨ en una tarjeta que indicaría que se completó esa parte. Al llegar a la meta final, la tarjeta se entrega para verificiación. Recuerdo muy bien el año pasado, después de haber pasado el check point #4, yo estaba demasiado cansada y no veía el final del asunto. Me dolían las piernas muchísimo, pero mi orgullo me hacía continuar hasta llegar a la meta. Ese recuerdo se quedó conmigo en mi memoria y por eso se me hacía super difícil pensar que me sería posible completar la caminata solita... sin nadie más que me hiciera compañia y me distrajera la mente en conversación mientras se completaba el largo trayecto.



Este año, mi plan de acción fué diferente, y mi desición una contundente. Al miedo, pecho... y seguí pa´lante. Tomé la decisión de hacer la caminata corriendo en vez de caminando. Siempre he sabido que caminar me duele más en las piernas que correr, sin embargo yo no soy una corredora de grandes distancias. Regularmente corro hasta dos millas o dos millas y media, de dos a tres veces por semana.

Llegó el día y para mi sorpresa, pude correr con una gran facilidad. No me dolia nada y todo lo pude hacer tan bien. Estoy super feliz y le doy gracias a Dios por ayudarme a mantener mi mente positiva. Creo fielmente que el haber tenido gente que me animara hizo la gran diferencia. Dios me permitió aprender grandes lecciones en este evento. En primer lugar, una vez más vi el resultado positivo de tener una mente positiva. En segundo lugar, luego de haber estado tan asustada, y de tener tantas dudas en algunos momentos, aprendí que quien quiere puede. Entre el grupo de gente que caminó de otras iglesias había una señora no vidente, caminando con su bastón para guiarse. ¡Qué gran ejemplo de valentía y determinación! Finalmente hasta recientes años representando nuestra iglesia esa caminata la estaba haciendo un par de viejitas bastante avanzadas en edad. Y yo tanto que me quejé en algún momento... y si ellas podía, ¿por qué yo no?

Hoy tengo un poquito de dolor en los músculos, algo mínimo... pero la emoción, ahhhh la emoción de haber corrido un 10K no tiene comparación. ¡Sí se puede!



jueves, 18 de agosto de 2011

Si me quitaran todo...

Si me quitaran todo ¿podría aún decir que seguiría caminando? ¿Podría seguir viviendo con fuerzas y ánimo si me falta la persona que amo? Si me quitaran un ojo ¿podría llorar con un solo ojo? Si me quitaran un brazo ¿podría abrazar con un sólo brazo? Si me quitaran un pie ¿podría bailar en un pie?

Cosas que nos ponen a pensar. Y es que hay que pensarlas, analizarlas y tomar decisiones de vida y no de muerte y derrota.

Hay que hacer el trabajo interno para poder tener una actitud positiva ante las adversasidades de la vida. No es imposible... sólo toma más tiempo.

Ojalá esta canción nos motive a encontrar esa actitud positiva.


lunes, 11 de julio de 2011

Cómo hacer una vida

Puedo ganarme la vida o hacer una vida. Hay una gran diferencia. Cuando me gano la vida, enfoco en sobrevivir, cuando hago una vida, enfoco en mis sueños.

Los siguentes son siete principios que me ayudan a hacer una vida.


  1. Vivo afirmando que soy una gran persona. Actúo en la  certeza de que mis sueños son posible y trabajo para hacerlos posible. 
  2. Pienso y actúo mi nueva vida a la existencia. Pienso nuevos pensamientos y ejecuto nuevas acciones que dan lugar a una nueva vida.
  3. Obtengo éxito en al menos un aspecto de mi vida.
  4. Tengo cero tolerancia para los pensamientos negativos. No los tolero en ninguna forma o grado.
  5. No acepto limitación alguna. No pongo límites a los objetivos que valen la pena. Hago todo lo posible que esté en mis manos hasta verlo una realidad. 
  6. Nunca dejó de trabajar en mis sueños. Mientras esté viv@, voy a trabajar en mis sueños.
  7. Me atrevo a llamar a Dios mi Padre y Madre, y construyo mi vida sobre el fundamento de su amor.

miércoles, 6 de julio de 2011

Dios tiene un plan para ti...

¿Cómo saber si lo queremos para nosotr@s mism@s es lo mismo que Dios quiere? ¿Cómo encontrar esa sintonía con Su voluntad? ¿Cómo vivir en paz con nuestras decisiones y con los caminos que escogemos? Todas esas son preguntas profundas que merecen mucha introspección. Lo cierto es que no puedo visualizar a un Dios que nos lo hace todo cuadritos, difícil de saber o difícil de encontrar el camino. Si buscamos en nuestro interior, allá adentro, en el corazón mismo, podremos discernir cuál es la mejor decisión. Muchas veces utilizamos nuestras propias inseguridades para estar paralizad@s y nos escondemos con la excusa de que estamos esperando escuchar la voz de Dios para saber Su voluntad. 

Dios no nos dicta lo que tenemos que hacer en la vida. Siempre tenemos nosotr@s la decisión. Es importante meditar y analizar y aventurarnos a tomar decisiones, y movernos hacia nuevos horizontes, nuevos caminos, nuevas experiencias sabiendo que no vamos sol@s, Dios nos acompañará. 

El amor de Dios nos permite llenarnos de valor no sólo para atrevernos a hacer cosas nuevas y a tomar decisiones, sino para internalizar y comprender que somos importantes y especiales para Dios, para nuestros seres queridos y para aquellas personas que están en contacto con nosotr@s en la vida. Es ese mismo amor el que nos permite llenarnos de poder, de ganas, de pensamientos positivos y de alegría de vivir. Échale ganas, y camina pa'lante. Tú puedes y tú tienes la decisión.

Un abrazo cálido,
Dámaris

viernes, 1 de julio de 2011

¡No a la homofobia!

¡NO A LA HOMOFOBIA! Mi gente, no hay nada digno con odiar, rechazar, maltratar, menospreciar y repudiar a gente diferente a ti. Algunas personas creen que haciéndolo se mantienen ¨fieles a Dios¨ y lamentablemente es todo lo contrario. Jesús estiró los límites de lo que era ¨aceptable¨ en su época por amor a la justicia y por la gran compasión que sentia. Si toda la cristiandad siguiera su ejemplo ¡NO HABRIA HOMOFOBIA!

jueves, 16 de junio de 2011

We Love Each Other, But... Every Decision Is a Tug-of-War / Nos amamos, pero... cada decisión es un guerra




Muchas parejas se encuentran en un campo de batalla constantemente por cada decisión que tienen que hacer. Para trabajar el asunto de las batallas constantes hay varias cosas que la autora del libro sugiere como alternativas muy prácticas. 

Tener miedo a unirse
Preservar la individualidad de cada quien es importante para mantener la relación viva e interesante. Sin embargo encontrar el balance adecuado entre el ¨yo¨ y el ¨nosotr@s¨ es un negocio algo difícil.  Si cada decisión es puesta a la prueba de evaluar como ¨yo,¨ como individuo independiente y separad@, se siente sobre cualquier situación, la pareja muy pronto se encontrará teniendo constantes desacuerdos. Muy rara vez dos ¨yo¨quieren lo mismo. 

Estar en acuerdo
La autora presenta dos formas de analizar las situaciones para evitar conflictos innecesarios. Primero, pregúntate de forma honesta: ¨¿En realidad me importa tanto?¨ Si realmente no te importa tanto, entonces no uses esta decisión en particular como una forma de definir tu individualidad. 

Es bueno recordar que un aspecto válido en tu decisión puede ser el saber que tu pareja va a estar feliz con tu decisión.  Preservar la individualidad mientras se está en pareja no significa que está mal incluir el deseo de tu pareja como un elemento importante en tu elección o decisión. 

Claro que no todos los conflictos se pueden evitar así de fácil.  Algunos asuntos realmente son importantes para ambas partes y es importante que lleguen a un acuerdo.

Seducción versus martillar
Debe haber una manera de seducir a la pareja con razones que se sientan importantes, en lugar de atacar la postura de la otra persona. El martilleo o sacar en cara algo solo hará que la otra persona asuma una postura a la defensiva. 

La importancia de elaborar
Cuando cada una de las partes tiene una posición fuerte sobre un asunto en particular, es mayoramente porque no se ha elaborado lo suficiente para exponer las razones. Cuando se proveen más detalles sobre lo que se piensa, es posible llegar a mencionar algo que produzca una actitud más receptiva en la pareja.  Es posible que los detalles ayuden a sembrar la semillla que crecerá para producir la respuesta que se tú esperas sea más atractiva a tu pareja.  

Inspirando la imaginación de tu pareja en lugar de empujar y presionar de forma terca y obstinada tus ideas, será una forma más efectiva de resolver asuntos con la pareja. 


Ni l@s abogados son tan adversarios
En muchas ocasiones, parejas que no pueden resolver sus diferencias se tratan mutuamente como si fueran abogados malos o no muy competentes. Creen que si discuten hasta la saciedad llegarán a cansar a la otra parte hasta hacerla ceder. Aún cuando las estrategia pueda funcionar, no será la manera más saludable para la relación tener una persona que gana y otra que pierde. En resumidas cuentas ambas partes serán perdedoras si una de las parte se siente derrotada. 

Buen@s abogados afirman que una negociación exitosa sucede cuando ambas partes se levantan de la mesa de negociación contentas con la decisión tomada. Esto es particularmente importante cuando la decisión envuelve una interacción recurrente. 

Estas son algunas ideas que podrían ayudar a alcanzar una decisión. En primer lugar, aprende cuáles son las preocupaciones de tu pareja y no las despaches con contestaciones poco convincentes. En vez de retar a tu pareja, demuestra que estás genuinamente intersad@ en sus preocupaciones y objeciones porque tú quieres que el o ella sea feliz con la decisión que se tome. 

En segundo lugar, recuerda que para decisiones muy importantes será necesario tener muchas conversaciones, en las cuales nuevas preocupaciones aparecerán. No te molestes si tu pareja trae nuevas preocupaciones y muestre algunos sentimientos negativos. Las buenas negociaciones toman tiempo.

En tercer lugar, piensa en estas diferencias como oportunidades para encontrar soluciones creativas que les dará a amb@s la mayoría de lo que ambas partes quieren. Los conflictos son resueltos mejor cuando se encuentran soluciones que ninguna de las partes pensó originalmente pero que satisfacen los deseos y las preferencias de ambas partes. 

La tercera alternativa versus ceder
Hay dos formas de solucionar las diferencias: o una de las partes cede, o encuentran una tercera alternativa, que ambas partes puedan acordar.  En asuntos bien importantes, esta tercera opción es mucho mejor que ceder. 

Sin embargo hay una tercera alternativa que se puede incorporar en la resolución de un conflicto. Muchos conflictos que parecen demasiado grandes para resolverse vienen de la noción equivocada de que hay solo una cosa que hará a cada persona feliz. 

Una solución sabia
Cuando se está en un tranque en negociación, quizás una alternativa sea que la persona que sabe más sobre el asunto tome la decisión. Es importante recordar que tratar a la pareja como un/a adversari@ en lugar de como un amig@ les llevará a tranques que afectarán el amor y la confianza, las cuales son el fundamento de la relación. 

La importancia de marchar al son de tu propio tambor
Mantener tu propia identidad como persona y poder hacer las cosas que te gustan, son importante para evitar que te pierdas en la relación. Ahora, ¿cuánta individualidad y separación está bien? ¿Cuál es el balance? Claro que es mucho mejor estar con alguien que tenga muchas más cosas en común contigo, pero romper una relación es muy serio y no debe hacerse simplemente porque la ¨grama se ve más verde al otro lado de la verja.¨ Cuando una pareja permite que haya más autonomía las partes gratificantes en la relación serán más obvias y la cercanía regresa. 

Las parejas llegarán más rápido a la resolución de un conflicto cuando piensan en los asuntos tomando estas recomendaciones en consideración. No hay estrategia que funcione si no se recuerda que lo más importante presentado en este capítulo. No hay un ganador/a real si se trata a la otra persona como un/a adversari@ o si se tiene demasiado cuidado como para unirte. Ninguna estrategia puede substituir la actitud de buena voluntad y el deseo de querer ver a la pareja feliz. Las soluciones vienen fácilmente y las luchas con coraje se convierten en oportunidades para conversaciones creativas cuando se recuerda que ambas partes están en mismo equipo. 


Lo único que no procrastinaré 
es mi felicidad. 
¡Por eso vivo, río y amo HOY!

miércoles, 15 de junio de 2011

Nos amamos, pero...


Estoy leyendo un excelente libro titulado en inglés: ¨We Love Each Other, But...¨ que presenta secretos muy simples para fortalecer tu relación y hacer que el amor perdure, escrito por la Dra. Ellen Wachtel. Quise escribir esta nota y compartir con ustedes las cosas que encontré hoy, que son más importante. Los consejos están dirigidos a parejas sentimentales. Los consejos no sólo te ayudarán a llevarte mejor con tu pareja, sino que ayudarán a preservar el calor y afecto, la cercanía y la intimidad que les trajo cerca en un principio.

Quiero mencionar que el libro no es de esos con ejercicios y contratos que las parejas deben firmar, sacar tiempo para hacer ejercicios, contestar preguntas, etc. Es un libro con consejos muy prácticos y aunque algunos suenan difícil por las condiciones críticas en la que se pueda encontrar la pareja en el momento, resultan posibles de hacer.

Ayer leí el primer capítulo titulado: Cuatro verdades básicas que hacen que el amor perdure. El mismo enfatiza que si se mantienen abiertos los ojos, la mente y el corazón a estos preceptos básicos, se llegará a ver cambios profundos en el panorama de la pareja. A continuación un resumen de estas cuatro verdades.

Verdad #1: Amamos a quienes no hacen sentir bien con nosotr@s mism@s.

Esta verdad presenta que el secreto está en volver a recordar, revivir, mencionar, resaltar y celebrar aquellas cosas lindas que nos atrajeron en un principio de la persona amada. Aún en medio de la crisis y del sin número de quejas que se puedan tener de la otra persona, es importante hacer contacto con estas cosas positivas, con las cosas que apreciamos y valoramos en la otra persona.  Muchas personas no saben el valor que tiene el afirmar a la pareja y hacerla sentir admirada. El entender que no se tiene que aprobar o admirar en su totalidad a la pareja para poder compartir sentimientos de admiración puede ayudar a evitar llegar a un punto donde se tiene que buscar terapia de pareja. Estas afirmaciones deben ser practicadas a DIARIO. Deben formar parte de una práctica constante ya que mientras más se retienen las afirmaciones, más se van alienando. 

Para crear esta práctica de expresar admiración y afirmar a la pareja evitando decir lo mismo, y caer en repeticiones que llegarán a aburrir se recomiendan varias cosas. En primer lugar, se recomienda notar interacciones y comportamientos que se admiran y que te gustan. Tendemos a enfocarnos en lo que no nos gusta sin embargo, debemos hacer un esfuerzo consciente de ver y notar lo positivo a diario y expresar la admiración por dicha acción.  Segundo, se debe utilizar observación específica para dar credibilidad y poder a expresiones generales de admiración.

Es posible que te preguntes ¿por qué debo admirar a mi pareja cuando no siento que mi pareja me admira a mi.  La respuesta está en el dicho: ¨What goes around comes around¨. Creo que la traducción literal es ¨Lo que se envia, se recibe.¨Sin embargo se me ocurrió otra que puede ser una imagen más gráfica. ¨Lo que tiramos para arriba, termina cayéndonos encima.¨ La realidad es que las relaciones se comienzan de forma muy positiva, y poco a poco el círculo vicioso de retener expresiones de admiración y afirmación  va comenzando.

Verdad #2: La mayoría de nosotr@s sabemos lo que le toca el corazón a nuestra pareja

Haciendo más de lo que toca el corazón de esa persona especial les unirá más. Es asunto de pensar en pequeños detallitos que le dejan saber que es especial, que es apreciad@, que agradeces que hiciera algo en particular, que le amas.

No tienes que sentirte maravillosamente en el momento para poder hacer esa cosita especial que le agradará y le tocará el corazón. Lo que sí se necesita es buena voluntad y deseos de tener una relación amorosa.  Ya sea que tu relación esté pasando por momentos de dificultad o no, es importante recordar que el amor necesita ser alimentado DIARIAMENTE.

Ahora, es importante también ser realista. Romper el ciclo de retener afirmaciones y expresiones de admiración no es una solución mágica. Todavía se tendrán peleas y tu pareja no será capaz de responder a tu bondad de inmediato,  pero una cosa sí es cierta. La tensión en la pareja se irá suavizando sólo con una de las partes actuando emocionalmente generosa.

Verdad #3: La crítica erosiona el amor

No se está sugiriendo que se acepte todo en la pareja. Ser menos crític@ no siginifica permitir que se te trate mal o que se tome ventaja de ti. Significa dos cosas. Primero que la crítica no es la manera de hacer a tu pareja cambiar. Y segundo, se debe ser bien selectivo sobre lo que  se quiere criticar. Escoge bien tus batallas.  Es mucho mejor tener las menos críticas posibles.

Si minimizas las críticas y al mismo tiempo comunicas aquellas cosas que admiras, tendrás más oportunidad de que se te escuche. Y si a esta ecuación le añades el estar consciente de hacer las cositas que tocan el corazón de tu pareja, crearás un ambiente de amor y buena voluntad en el cual problemas difíciles se pueden resolver. ¡Sólo se necesita una persona en la pareja para romper el patrón de retención emocional (de admiración)!  

Verdad #4: No existen relaciones inmutables, ni resistentes, ni exentas a la infidelidad de una de las partes

No importa el historial de la pareja, del tiempo que lleven junt@s, o de lo mucho que se aman, nadie puede garantizar que su pareja le será fiel. La realidad es que siempre habrá una persona fuera de la relación que represente u ofrezca lo que se esté careciendo en el momento, si no hay un buen balance en la relación. A veces se evita actuar en los sentimientos de atracción hacia otra persona, pero la infidelidad del corazón puede ser tan poderosa y amenazante a una relación. No importa cuan devot@ y atent@ sea tu pareja hoy, el o ella puede cambiar.

Dejar de ofrecer admiración, reconocimiento y apoyo emocional a la pareja tarde o temprano será un agravante que terminará afectando la relación. El deseo de ser amad@ y de sentir que tú ofreces alegría en la vida de otra persona es uno de los más grandes motivadores en la vida. Para sentir eso, cualquiera es capaz de mentir, racionalizar y distorsionar la verdad.  No debemos olvidar de que cualquier relación puede romperse. 

Estas verdades no deben dejarnos sin esperanza. Por el contrario deben motivarnos a actuar en las mismas.